pintura por numeros

CUADROS DE PINTURA PARA NIÑOS

A través de los cuadros de pintura para niños descubren a un mundo lleno de colores, formas, trazos e imaginación, simbolizan sentimientos y experiencias.
A través de los cuadros de pintura para niños descubren a un mundo lleno de colores, formas, trazos e imaginación, simbolizan sentimientos y experiencias. La pintura estimula la comunicación, la creatividad, la sensibilidad y aumenta la capacidad de concentración y expresión de los niños. Pintar conecta a los niños con el mundo de la fantasía, donde todo puede pasar, y les anima a explorar y ampliar su creatividad mediante formas, colores, texturas, trazos y una imaginación inagotable. Cuanto más dibujan, más creativos se vuelven. Así como utilizar pinturas hace que los niños vayan poco a poco mejorando su psicomotricidad. Dibujar les obliga a desarrollar la coordinación viso-manual para plasmar en trazos lo que imaginan en sus cabezas. A base de repetir movimientos, afinan cada vez más sus dibujos, dando como resultado el dominio de la técnica y que puedan crear sus propios cuadros de pintura para niños.

¿Cómo pintar un cuadro de arte abstracto?

Antes de permitir que tu hijo comience a pintar, elige bien los colores para obtener un cuadro bonito y llamativo. Intenta escoger colores que se mezclen bien entre sí como rojo y azul, azul y amarillo, rojo y amarillo, amarillo y marrón, entre otros.
Coloca pequeñas porciones de cada una de las pinturas a lo largo y ancho del lienzo. Es importante que coloques una porción de blanco en el centro y varias en los alrededores. Moja el pincel y agrégalo sobre la pintura blanca, llevándolo lentamente hacia alguno de los otros colores y moviendo a un lado y a otro. Luego, continúa moviendo el pincel hacia otro color. Es recomendable que limpies el pincel cada dos o tres colores. Cuando concluyas y te guste el resultado déjalo secar y una vez secado cuélgalo en el cuarto de tu hijo.
¿Cómo pintar un cuadro de arte abstracto?

La relación de la pintura y los niños

A partir de los 5 o 6 años ya querrán crear sus propios cuadros de pintura para niños, de una forma más libre y personal. Es el momento ideal para comprarles materiales más variados y disponerlos en una bolsa o cajita, estableciendo así su propio material para pintura, y creando un ambiente más artístico. Prueba utilizar diferentes materiales en la pintura de tu hijo. Desde una hoja de papel hasta cuadros. Ten mucho cuidado para no limitar su creatividad. Déjale que el vea las cosas como lo desee. La pintura es arte, y como tal, no debe ser una actividad repetidora ni condicionada a viejos patrones. Los cursos de pintura infantil también son recomendables; en ellos los niños pueden aprender a utilizar diferentes materiales y distintas técnicas. Otra forma de motivar a los niños a la pintura es llevarles a visitar exposiciones de diferentes pintores. Para los más pequeños, hay museos que ofrecen visitas guiadas especialmente para niños, además de talleres y juegos.
La relación de la pintura y los niños

Ideas de cuadros de pintura para niños que podrán decorar su cuarto

Con un poco de dinero y mucha creatividad, se puede transformar un espacio aburrido en algo mágico.

Crear minis galerías de arte

Las paredes adornadas con una mini galería de arte son una de las tendencias en decoración, y no necesitas una fortuna para lograrlo. Reciclando viejos marcos, pintándolos de colores vivos, y colocando láminas impresas en tu propia impresora, puedes lograr algo como lo que vemos en las fotos inferiores.

Vinilos que simulan marcos

En el mercado existen este tipo de auto-adhesivos que simulan marcos, donde se pueden colocar las pinturas hechas por los niños o lo que se te ocurra. También puedes utilizar vinilos con forma de árboles, y colgar pequeños cuadros de las ramas.

Usar tela y silueta de dibujitos

Otra gran manera de decorar es utilizar los pequeños trozos de tela que nos hayan sobrado de otras manualidades y con estos retazos, elaborar una especie de collage. Aquí se han utilizado bastidores de bordado para combinar diferentes colores y estampados. Las princesas de Disney son las protagonistas de unos cuadros que se hacen fácilmente pero que se ven elegantes y originales. Pero nuestra sección especial de niños igual les encantara, desde mapache, como cerdito, el perrito y más. Te haces de un poco de papel de color para decorar, y unos marcos blancos o del color que quieras, básicamente que sean del mismo color en diferente tamaños y formas, unos verticales y otros horizontales, cuadrados o redondos, en ello está el máximo atractivo. Buscas figuras de princesas o si prefieres otros motivos, pero siempre dentro del mismo tema. Y las imprimes en el papel de color cortando hasta dejarlos como se ven, solo la silueta y los colocas en los marcos.

Decorar paredes con arte infantil

Decorar las paredes con arte infantil, puede ser una muy buena forma de agregar estilo a las paredes, a la vez que encuentran un lugar donde lucir esos dibujos y pinturas que sus niños hacen con tanto amor. Puede ser ésta una manera muy eficaz de maximizar y fortalecer los vínculos en su familia, a la vez que se le agrega un toque colorido y audaz a las habitaciones de su hogar. Las formas de implementar las obras de artes infantiles en sus paredes sólo están acotadas por su imaginación, ya que las combinaciones en las que se las puede lucir son realmente infinitas. Aquellos que disfruten de un estilo más formal en su hogar las pueden incorporar, mediante el agregado de marcos que integren los colores de las obras de artes o el de sus muebles. Tengan en cuenta que además de ser una idea muy bonita, sus niños se sentirán muy apoyados y eso los impulsará aún más a dejar volar su imaginación.
Ideas de cuadros de pintura para niños que podrán decorar su cuarto

Conclusión

En conclusión obtenemos que al pintar y dibujar se estimulan los dos hemisferios del cerebro: tanto el izquierdo, que involucra el lado lógico racional, como el derecho, que se nutre de la creatividad y las emociones. En esta edad de crecimiento y desarrollo, el dibujo cultiva la inteligencia emocional, ayuda a organizar las ideas de los niños, favorece su expresión y percepción del mundo y les ayuda a desarrollar habilidades para la resolución de problemas. Pintar es terapéutico y relajante. Cuando se meten de lleno en un dibujo, los niños e incluso adultos pierden la noción del tiempo y se entregan totalmente a la actividad que están haciendo en ese momento.
Cuadros de pintura para niños
Сomo pintar con acrilicos principiantes
Siga a Pintura por numeros en Facebook y Instagram