pintura por numeros

LIENZO TELA PARA BASTIDOR

La función del bastidor es sostener y conseguir una buena tensión uniforme en todo el lienzo.
La función del bastidor es sostener y conseguir una buena tensión uniforme en todo el lienzo. Su rigidez es un factor muy importante para la estructura mecánica global de la tela. Todos los bastidores tienen unidas las esquinas con ingletes que tienen juntas con ranuras y espigas.

¿Cómo fabricar tu lienzo tela para bastidor?

Para construir un lienzo tela para bastidor partimos de dos opciones. Por una parte, podemos comprar los listones ya preparados que venden en las tiendas de Bellas Artes de la medida que nosotros queramos. Y por otra podemos diseñar nuestro bastidor a partir de listones comprados en la carpintería, lo que reduce el coste considerablemente. Montar los listones prefabricados no tiene ningún secreto por lo que voy a mostrar cómo hacer el bastidor partiendo de listones de carpintería. Lo primero es elegir el tipo de madera. Yo recomiendo abeto o pino por precio y por resistencia o flexibilidad. Lo siguiente es saber cuánta madera comprar. A este respecto es necesario pensar que por cada medio metro de longitud en cualquiera de los lados del bastidor es muy aconsejable introducir un listón a modo de traviesa para reforzarlo para que pueda aguantar sin combarse por la tensión producida por la tela después de la imprimación.

Para la construcción del armazón del bastidor sólo hay que seguir los pasos explicados, añadiendo los listones a modo de traviesa que fueran necesarios. Las traviesas deben quedar más profundas que el marco de la estructura para que no estén en contacto con la tela y no interfieran en nuestro cuadro a modo de frottage. Con el armazón ya listo, redondeamos con una lima el canto de los listones donde descansará la tela, es decir, el borde exterior del bastidor. Así evitaremos posibles cortes en la tela cuando ésta tense al secarse la imprimación. Para un acabado más fino siempre se le puede pasar un papel de lija que iguale el redondeado. Y ya a tenemos el bastidor listo para el montaje de la tela. Hay quien forra los bordes de la estructura con cinta de embalaje antes de montar la tela para evitar que la imprimación haga de pegamento entre la tela y las fibras de la madera. La pieza de tela que vamos a montar debe sobresalir de los límites del bastidor unos 10cms. para poder manipularla durante el montaje. El primer paso es extender la tela en el suelo y colocar el bastidor encima con los bordes redondeados hacia el suelo en contacto con la tela. A partir de este momento sólo nos queda fijar la tela al bastidor. Para ello podemos usar clavos de cabeza plana y un martillo, lo cual es bastante engorroso, o podemos usar una grapadora de tapicero que es lo que os recomiendo. Los clavos o las grapas han de clavarse por el reverso del bastidor. Los primeros puntos para fijar son los centros de los lados del bastidor, formando así una cruz de tensión que se irá engrosando a medida que vayamos grapando la tela hacia las esquinas de nuestro armazón. Es importante no exagerar con la tensión de la tela. Hay que tener en cuenta que tensará mucho más cuando tenga su imprimación. Si tensamos excesivamente en el montaje, luego la imprimación puede llegar a retorcer el bastidor. Para fijar el resto de las grapas ya podemos trabajar con el bastidor en vertical. La manera de ir grapando es importante para mantener una tensión regular a lo largo de toda la superficie de la tela. Siempre hay que grapar del centro hacia las esquinas alternando la zona de grapado con su opuesta cada vez que hayamos grapado una longitud del listón de unos 8 cm. Para que nuestra cruz de tensión no se nos descompense. El remate de las esquinas se hace con un pliegue a similar al del envoltorio de regalos y se vuelve a grapar para que no se suelte, ya de esta forma estaría terminado tu lienzo tela para bastidor.
¿Cómo fabricar tu lienzo tela para bastidor?

Diferente lienzo tela para bastidor

Los lienzos y bastidores, ¿son todos iguales? Evidentemente no, no son todos iguales. En el comercio especializado (o no) podemos encontrar una muy buena variedad de lienzos sueltos, bastidores, lienzos en bloc, o ya montados sobre bastidores o en tablillas. Los podemos encontrar de lino, de algodón, de tela mixta, de telas que ni se sabe de qué son (lo digo por lo que os contaré), sin o con imprimación (es decir, listos o no para pintar), gruesos, finos, trasparentes etc. Esta variedad es precisamente la que nos provoca tantas dudas a la hora de ir a comprar un lienzo para pintar nuestro cuadro y también la que nos hace decantarnos lamentablemente, en la mayoría de los casos, por lo peor, es decir, por lo más económico.
Diferente lienzo tela para bastidor

Conclusión

Muchos pintores jalan mucho sus lienzos al estirarlos sobre un bastidor. Esto lo hacen para asegurarse de que una vez imprimados queden bien tensos y listos para ser pintados. La realidad es que no debería ser necesaria excesiva fuerza a la hora de entelar un bastidor. Por supuesto, la fuerza depende del tamaño del lienzo, pero nunca debería jalarse tanto como para deformar la tela y desalinearla irremediablemente. En realidad, el papel más importante para conseguir la tensión ideal no lo posee nuestra fuerza sino la imprimatura.
Lienzo tela para bastidor
Сomo pintar con acrilicos principiantes
Siga a Pintura por numeros en Facebook y Instagram