pintura por numeros

PINTAR UNA PARED YA PINTADA

Pintar una pared ya pintada y que no requiere pintura porque todavía luce bien la anterior ocasiona un gran desperdicio.
Pintar una pared ya pintada y que no requiere pintura porque todavía luce bien la anterior ocasiona un gran desperdicio, normalmente se recomienda pintar constantemente una pared para que tu hogar o tu espacio siempre luzca bien y presentable, pero cuando no es necesario porque aún no tiene un desgaste, realmente estarías ocasionando un gran desgaste.

¿Cómo calcular la cantidad de pintura para una pared?

Para comenzar, mide la superficie a pintar, multiplicando la altura por el ancho o base para obtener los metros cuadrados de cada pared o plano a pintar. Esto en superficies rectangulares, por ejemplo: 2,5m de altura x 4m de base = 10m2 de superficie. En paredes triangulares o con el techo con una marcada pendiente medirás a la mitad su altura y multiplicarás por los metros de base. Por ejemplo: pared de 4 metros de base con un lado de 2 metros y otro de 4 metros: 4m de base x 3m de altura = 12m2 de superficie. Después del cálculo de las superficies necesitarás saber cuánto rinde la pintura a utilizar. En todos los envases se indica un rendimiento estimado por litro por mano. Ten en cuenta que una pintura de buena calidad rinde más que una económica. Además la superficie tiene mucho que ver, en paredes rugosas la pintura puede rendir la mitad o menos de lo indicado en el envase. Recuerda que la aplicación de fijador sellador o un material similar aumenta el rendimiento.
Se recomienda no descontar puertas y ventanas ya que siempre debe sobrar un poco de pintura, si el rendimiento resulta ser menor de lo que indica el envase, además de la mayor absorción de la pared durante la primera mano con respecto a las siguientes.
¿Cómo calcular la cantidad de pintura para una pared?

¿Cómo pintar una pared ya pintada?

Depende, sería la respuesta. Depende de con qué está pintada la pared y con qué pintura vayas a pintarla. Por ello hemos preparado este artículo para ver cómo pintar una pared ya pintada dependiendo de la pintura que tenga. Aunque, por suerte, es muy sencillo, independientemente de la pintura aplicada. Pero antes de ver cómo pintar una pared que ya está pintada con las distintas pinturas que hay, siempre hay que preparar la pared. Y preparar una pared se hace siempre de la misma forma, independientemente de la pintura que vayamos a aplicar y de la pintura con la que ya está aplicada. Por ello, primero veamos cómo preparar una pared:
Primero debemos repararla si tiene humedades, grietas, desconchones, o todo ello. En estos enlaces puedes ver cómo repararla correctamente dependiendo de qué problema tenga. Además, si queremos pintar un liso en la pared que ya está pintada y ésta tiene muchas huellas de rodillo u otras imperfecciones salientes, también tendremos que lijarla para dejarla lisa y que la nueva pintura no marque las huellas antiguas, y el liso salga lo mejor posible.
Para lijar la pared, si está pintada en temple nos será muy sencillo dejarla bien lisa, simplemente con una esponja o taco del lija de grano medio o fino, como estos que podemos comprar aquí. Si la pared está pintada de pintura plástica, también la lijaremos a mano, aunque nos costará un poco más. Si tiene mucha huella o demasiadas imperfecciones salientes y la esponja o taco de lija se nos queda corto, necesitaremos una lijadora eléctrica, o neumática, si disponemos de compresor, para dejar la pared bien lisa. Pero este es un caso un tanto extremo, ya que tiene que haber mucha huella para necesitar una lijadora. Una vez reparada y lisa, toca limpiarla. La pared debe estar seca y limpia. Sin polvo u otras impurezas. Debemos pasar un trapo seco o como mucho, húmedo, sobre la superficie, para limpiarla perfectamente. Y ahora ya tenemos la pared lista para pintar. En la mayoría de ocasiones no necesitarás hacer casi nada de esto, únicamente limpiar el polvo y masillar algún golpe. Pero aun así, ya sabes cómo preparar una pared para pintarla.
¿Cómo pintar una pared ya pintada?

¿Cómo pintar una pared ya pintada con temple?

El temple es una pintura que aún se utiliza mucho, ya que es económica, deja transpirar las paredes, y además se puede tintar con tintes o colorantes fácilmente, por lo que podemos obtener el color que queramos. Por ello es normal encontrarse con paredes recubiertas de temple o cal hoy en día. Pintar una pared que tiene temple con temple:
Lo único que necesitas hacer una vez está la pared reparada y lista, como hemos visto antes, es aplicar el temple. No hay otro truco ni paso. Aplicar el temple. El temple se prepara con agua. Se vierte el saco en un cubo, y se le va echando agua y removiendo, hasta que la pasta se convierte en líquido apto para pintar con el rodillo. Si tienes un removedor eléctrico mejor, ya que así evitas que se queden grumos del temple. Si no tienes, te toca hacerlo a mano.
¿Cómo pintar una pared ya pintada con temple?

¿Cómo se si una pared está pintada de temple o de pintura plástica?

Con la mano abierta, pasa la palma por la superficie de la pared, frótala un poco. ¿Tienes la mano blanca? Si la respuesta es sí, entonces es temple, si la respuesta es no, entonces es pintura plástica. El temple es muy arenoso, casi granulado y mancha, como si fuera tiza, por lo que cuando pasas la mano o cualquier otra superficie, te manchas. Además notarás la diferencia también al pasar la mano; el temple es más rasposo, mientras que la pintura plástica es más suave y la mano se desliza mejor.
¿Cómo se si una pared está pintada de temple o de pintura plástica?

Conclusión

Cuando nos proponemos pintar cualquier cosa, bien sea un mueble o una pared, conviene que tengamos muy en cuenta que el resultado final dependerá en gran medida del trabajo que hagamos mucho antes de abrir los botes de pintura. Y es que la preparación de la superficie es un momento clave en el que no se debe escatimar tiempo si deseamos un buen acabado.
Pintar una pared ya pintada
Сomo pintar con acrilicos principiantes
Siga a Pintura por numeros en Facebook y Instagram