pintura por numeros

PINTURA AL

La pintura al temple es un tipo de material con una fórmula sencilla que aún se utiliza gracias a su precio, características, usos, cómo aplicar y cómo retirar este material.
La pintura al temple es un tipo de material con una fórmula sencilla que aún se utiliza gracias a su precio, características, usos, cómo aplicar y cómo retirar este material. El temple es una pintura ecológica y económica, pero posee características inferiores a las pinturas plásticas actuales. Tendrías que plantearse la posibilidad de utilizar otra pintura de mejores prestaciones si la situación o las condiciones de la superficie lo requieren.

Características de la pintura al temple

Es una pintura al agua que utiliza como aglutinante un tipo especial de cola y como pigmento yeso o escayola. Se presenta comúnmente en polvo o en pasta, en ambos casos es necesario el agregado de agua para lograr la consistencia adecuada para ser aplicada sobre cielos o paredes.
Se utiliza en superficies interiores de yeso o cemento, ya que es una pintura que no resiste a las inclemencias del tiempo. No es lavable como una pintura plástica o un esmalte. Posee poca adherencia en superficies que no han sido correctamente tratadas, por ello en ocasiones es necesario aplicar un fijador previo a la mano de temple. Puede albergar moho en zonas húmedas lo que se refleja en manchas verdosas. Por otra parte una de las posibilidades que brinda este material es la de obtener acabados texturados, dependiendo de la consistencia durante la aplicación y de la herramienta o técnica utilizada.
Características de la pintura al temple

Historia de la pintura al temple

La técnica de pintura al temple es una de las técnicas formales de pintura más antiguas que se conocen. Una modalidad de la misma fundida con técnica de encausto fue empleada para la decoración de los sarcófagos del antiguo Egipto. En particular, los retratos de momias Fayum (50 a.C – 250 d.C). La técnica ya era conocida en el mundo clásico; fue el principal medio usado en pintura sobre madera e iluminación de manuscritos en el mundo Bizantino, en el Medioevo y Renacimiento europeo. Tras la caída de Roma en Occidente y el inicio de la Edad Media (c.400-800), el foco se centró en Constantinopla, el centro del Imperio Romano del Este. Allí la técnica de pintura al temple poco a poco reemplazó a la encáustica, para convertirse en el medio principal para la pintura de iconos, así como los libros religiosos pintados, conocidos como manuscritos iluminados.

Sin embargo, a pesar de sus orígenes antiguos, el método del temple quizás está más asociado con la pintura medieval en Europa entre 1200 y 1500. El uso del temple disminuyó a principios del siglo XV, mientras que los artistas italianos continuaron usándolo ávidamente hasta el comienzo del Alto Renacimiento, a principios del siglo XVI. Posteriormente la técnica de pintura al temple se fundiría con distintos aceites y resinas para dar vida a lo que hoy conocemos cómo pintura al óleo.
Historia de la pintura al temple

Ventajas y desventajas

Ventajas

Su duración de las obras realizadas con esta técnica tiene una duración bastante larga si son bien preparadas. Bastante larga quiere decir siglos e incluso milenios, a diferencia de otras técnicas como óleo que no necesariamente duraría milenios o bien el acrílico, que duras penas dura en buen estado algunas cuantas décadas. Otra ventaja es que se seca rápidamente, y cuando esto sucede, produce un acabado satinado muy atractivo. Otra enorme ventaja es que el temple es el vehículo ideal de la técnica mixta. Puede ser mezclado con cualquier otra técnica (excepto acrílico), e inclusive es un medio que permite mezclar varios otras técnicas entre sí.

Desventajas

La pintura al temple puede ser una técnica muy exigente cuando apenas se comienza a utilizar. Requiere un enfoque metódico y artesanal para la preparación y el proceso de la pintura. Más con el tiempo su uso se vuelve muy intuitivo. Algunos temples necesitan un soporte rígido, ya que el uso de superficies flexibles, pueden producir grietas y descamaciones en la pintura. Esto pasa en temples como el temple de agua, de caseína o de solución de acuarela. A diferencia de la pintura al óleo, la pintura al temple no se puede aplicar demasiado espeso, hay que aplicarlo en capas más delgadas. Sin embargo cuando es mezclado con medios como el óleo o el encausto se puede emplear con tremendo grosor sin complicaciones.
Ventajas y desventajas

Conclusión

Temple es una palabra de origen italiano. Viene de la frase "pingere a tempera", que significa "pintar al temple". Generalmente se hace con yemas de huevo combinadas con pigmento para formar una emulsión que podría diluirse con agua y aplicarse con un pincel. Sin embargo existen muchas variables de temples; temple de agua, temple de barniceta, temple de caseína, temple de jabón de cera, temple de aceite, etc. Distintos temples tienen distintas características visuales y plásticas. Ello hace del temple hasta la fecha la técnica más basta y completa que existe. La pintura al temple suele trabajarse en barias capas sucesivas que se van acumulando para representar una imagen. Tiene un veloz tiempo de secado, lo cual fue visto por algunos como una desventaja a lado de la pintura al óleo, puesto que dificulta la mezcla suave de los tonos. Sin embargo su veloz tiempo de secado es también visto por otros como una enorme ventaja.
Pintura al
Сomo pintar con acrilicos principiantes
Siga a Pintura por numeros en Facebook y Instagram