pintura por numeros

PINTURA AL OLEO SOBRE LIENZO

La pintura al óleo sobre lienzo para principiantes es una forma emocionante y nueva de que sientan lo que realmente significa ser un artista.
La pintura al óleo sobre lienzo para principiantes es una forma emocionante y nueva de que sientan lo que realmente significa ser un artista. No hay nada más clásico que sentarse delante de un lienzo con pintura al óleo, preparado y listo para crear una obra maestra única. Es una forma fantástica de descubrir el uso correcto de los pinceles de pintura y de otras herramientas, además de profundizar en la comprensión de la pintura al óleo y de cómo funciona sobre el lienzo. Lleva tu aventura creadora al próximo nivel mientras aprendes a adaptarte a nuevas herramientas y a un nuevo medio que puede guiarte para dominar tus habilidades y convertirte en el colorido y brillante artista que estás destinado a ser.

¿Qué es la pintura al óleo sobre lienzo?

La pintura al óleo sobre lienzo, en grandes rasgos, es una técnica de pintura húmeda dedicada a la creación de obras pictóricas. Como su propio nombre indica, el aglutinante con el que se mezclan los colores es a base de aceite. Puedes comprar los colores básicos u optar por cantidad de tonos que existen en el mercado. Esta pintura es la preferida de muchos artistas por sus características. Se puede conseguir con ella satisfacer todo lo que busca un pintor con experiencia: luminosidad, opacidad, transparencia, cuerpo y durabilidad. Tienes de muchas marcas, más baratas y más caras, incluso un set de iniciación para que comiences tu andadura.
¿Qué es la pintura al óleo sobre lienzo?

¿Cómo restaurar una pintura al óleo sobre lienzo?

Si en algún momento un cliente te pide para restaurar un cuadro, o simplemente quieres probar por tu cuenta para adquirir experiencia, hoy te traigo los pasos que debes seguir para realizar este trabajo.

Paso 1:

Desmontar el lienzo, Debemos en primera instancia, y si el daño es importante, retirar el lienzo del bastidor. Esto hace que el proceso de restauración sea mucho más fácil, ya que se puede trabajar en el lienzo con mucha más facilidad. Antes de desmontar el lienzo, debes prestar atención al estado del bastidor y tensado del lienzo al mismo. ¿Tiene mucho movimiento? De ser así, hay que evaluar la posibilidad de recambio o de un mejor tensado luego del proceso de restauración.

Paso 2:

Limpieza, Luego seguimos con la limpieza. Utiliza un paño suave para limpiar el polvo que pudiera haberse asentado en la superficie de la pintura. También puedes utilizar un pincel fino para quitar el polvo y la suciedad ubicada en grietas dentro de la textura de la pintura. Aspira la parte posterior de la pintura también eliminando el polvo, para poder trabajar con el lienzo totalmente limpio. Y más aún si la pintura está rajada o rota en algún sector, ya que se deben realizar reparaciones por detrás. Si notamos que el daño de la pintura es producto de haber estado en un ambiente con mucha humedad, se debe dejar entonces el cuadro en un lugar con muy buena ventilación para revertir esta situación y poder luego comenzar a restaurar.

Paso 3:

Eliminación del barniz, Ya con la pintura limpia y seca, ahora le toca el turno a la eliminación del barniz protector. Consulta en la tienda de arte donde compras tus materiales, qué te recomiendan para realizar esta tarea. Realiza esto con mucho cuidado y muy minuciosamente, teniendo especial atención en no dañar la pintura subyacente. Puedes realizar este delicado proceso empapando el diluyente en un trozo pequeño de algodón, y ayudado de una lámpara UV que hará brillar el barniz.

Paso 4:

Reparar lienzo dañado, Una vez retirado el barniz, (y si el lienzo está agujereado) el siguiente paso es la aplicación de nuevo lienzo en la parte posterior de la pintura, para reparar esas roturas o agujeros. Si el daño es grande, es conveniente aplicar toda una pieza de tela en la parte posterior. Si el lienzo no está roto o con agujeros, pero si tiene faltantes de pintura al óleo producto del paso del tiempo, se debe realizar un estucado, que consiste en la aplicación (sólo en las partes deterioradas) de pasta de relleno o masilla de alisado. Luego de secado, se lija con mucho cuidado.

Paso 5:

Retocar con óleo, comenzamos ahora con el retoque de óleo en las diferentes partes dañadas. Debes tomarte tu tiempo para igualar el color, ya que, si por apresurarte no obtienes el color lo más similar posible, estarás estropeando todo el proceso para restaurar el cuadro. Lo mismo ocurre con las pinceladas. Se debe observar detenidamente como el artista las realizó, para nosotros copiar el mismo procedimiento y pintarlas de la misma manera.

Paso 6:

Terminaciones, De esta forma, ya sabes cómo restaurar un cuadro viejo, un óleo cuarteado o cualquier otro daño en la pintura. Las zonas arregladas del mismo una vez terminado el proceso de restauración, serán muy difíciles de percibir para quienes no sepan que estuvo dañado, y apunten su mirada al punto focal de la obra. Si al comenzar debiste retirar la tela, ahora debes nuevamente colocarla en el bastidor, tensando lo necesario de igual manera que cuando comienzas tu propia obra. Por último, y ya transcurrido el tiempo ideal de secado, volver a barnizar para dar por terminado el trabajo.

Conclusión

La pintura con base oleosa tiene una preparación compleja, porque requiere una molienda especialmente fina y cierta fuerza en el amasado de la pasta, para que los pigmentos se conformen bien con el aceite.
Pintura al óleo sobre lienzo
Сomo pintar con acrilicos principiantes
Siga a Pintura por numeros en Facebook y Instagram