pintura por numeros

Pintura para crear obras de arte: Acrílico.

El acrílico para pintar, es para nosotros la pintura que recomendaríamos para entrar al maravilloso mundo del increíble arte de pintar. La pintura acrílica es recomendada ya que, es una de las más asequibles en cuanto a precios. Aprender a pintar con acrílicos es más sencillo y podemos evitar el tener que usar disolventes o los productos con mal olor.
Muchas veces, muchos de nosotros hemos pensado cual es la mejor forma de comenzar a liberar tus habilidades artísticas. Un variado número de personas creen que el dibujar con pintura es una de las formas más asequibles que existen, ya que todas las herramientas necesarias para hacerlo, existen en varios modelos y costos, los cuales la mayoría pueden llegar a ser muy baratos, y por otro lado, aprender a pintar es algo que muchas personas de cualquier edad pueden llegar a hacer e incluso dominar y en muchas ocasiones puedes sacarle doble provecho, ya que mucha gente llega a encontrar este arte como un momento perfecto de relajación y desconexión del mundo que nos rodea. Quizá seas de las personas que quieren aprender lo más rápido posible y que a la vez, tengas una obra de arte para colgar en tu casa.

El acrílico para pintar, es para nosotros la pintura que recomendaríamos para entrar al maravilloso mundo del increíble arte de pintar. La pintura acrílica es recomendada ya que, como decíamos un par de letras arriba, es una de las más asequibles en cuanto a precios. Aprender a pintar con acrílicos es más sencillo y podemos evitar el tener que usar disolventes o los productos con mal olor.

¿Cómo comenzar?

Aparte de la pintura, es obvio que vamos a necesitar otras cosas. En este caso tendríamos que conseguir unos buenos pinceles, agua, paleta para las mezclas y se puede trabajar sobre un lienzo, una tablilla entelada o papeles para acrílico. Cada herramienta es muy importante y si en verdad quieres desarrollar tu habilidad, sería importante investigar por separado cada herramienta que se necesita. Pero sin decir más, en este caso vamos a adentrarnos más en el acrílico para pintar, ya que al elegir esta pintura como primera opción, vamos a poder conquistar cualquier proyecto que nos propongamos y darle ese toque artístico que tanto queremos.
acrílico para pintar

Lo que hay que saber

La pintura acrílica es un medio soluble en agua hecha con una resina sintética mezclada con pigmentos. Es una pintura de secado rápido, al ser soluble en agua, y es sencillo trabajar con ella ya que no necesitamos disolventes para diluirla, ni para limpiar los pinceles o la paleta de colores. Esto hace que sea divertido trabajar con ella y no todo lo contrario. Otro de los grandes beneficios de esta pintura es que, como ya dijimos antes, es resistente al agua, por lo que una vez terminada tu pintura puedes moverla casi de inmediato sin temor a arruinarla y de la misma manera, el lienzo se puede enrollar sin temor a quebrar la pintura, a diferencia de otros tipos de pinturas.

Tus primeros pasos en la pintura acrílica

Esta parte es cuando comienza la diversión. Para comenzar, primero vamos a necesitar de las herramientas que indicamos al principio, que son: pinceles, agua, paleta para mezclas y una tablilla entelada o un lienzo para pintar. Al pintar con acrílicos, recordemos que siempre deberemos de tener cerca dos botes llenos de agua. Uno nos va a servir para que enjuaguemos nuestros pinceles y el otro con agua limpia para diluir nuestra pintura en caso de ser necesario.

La recomendación es empezar primero con los colores más obscuros y luego iremos añadiendo los colores de tonos más claros, una capa sobre otra capa, esto para darle luminosidad. Dependiendo del acabado que queramos darle, podemos elegir entre dejar secar el fondo o simplemente seguir pintando encima aún estando la pintura húmeda. Lo que nos gusta de esta pintura, es que podemos mezclarla muy bien con otros tonos de colores y así crearemos nuevos tonos.

Hay que verter una pequeña cantidad de pintura sobre nuestra paleta de mezclas. Para pintar, vamos a humedecer ligeramente nuestro pincel en el bote de agua que tenemos destinado para esto y esparcimos directamente en nuestra pintura. Si vamos a querer hacer estas combinaciones que comentamos, es mas recomendado hacerlas sobre la paleta y no sobre el soporte como es común hacerlo en otras técnicas. El acrílico lo podemos trabajar con agua y de igual forma podemos trabajar con la misma pintura sin modificarla, así tal y como viene en nuestro bote. Si vamos a querer cambiar de tono o color, siempre podremos utilizar el mismo pincel si queremos hacer que los tonos se entremezclen o siempre podremos optar por utilizar uno nuevo o limpio. Algo muy importante que es necesario recalcar: En todo momento en que no estemos utilizando nuestros pinceles, hay que dejarlos sumergir en agua. Esto es para evitar que el acrílico se seque (ya que como decíamos, el acrílico se seca muy rápido), y puede llegar a estropear nuestros pinceles. En caso de que estemos pintando y lleguemos a aplicar un tono que no deseábamos o aplicar un color en donde no debía de ir, solamente es necesario dejar que se seque la pintura aplicada y pintar encima para corregir lo que deseemos. El acrílico es capaz de aceptar varias capas, por lo que esto no representa un problema. No siempre es necesario aplicar una capa final o fijadores a nuestra pintura creada con acrílico, sin embargo, la mayor recomendación es aplicarle un barniz para mayor protección y así podremos garantizar que nuestra obra tenga una duración mayor.

Unas recomendaciones

El acrílico para pintar se lleva muy bien en la mezcla para crear nuevos colores y tonos y es por eso que simplemente al contar con pintura con color blanco, negro, magenta, cian y amarillo, podemos crear nuestras primeras pinturas. No es recomendado aplicarlo sobre superficies con cera o grasosas, ya que la pintura no se adherirá.

Para pintar con acrílico, siempre podremos utilizar pinceles que sirven para pintar en óleo y pinceles para pintar con acrílico. Unas de las muchas marcas que existen de acrílico, en todos sus formatos, pueden ser Acrílico Fevicryl, Acrílicos Winsor Newton, Acrílico Amsterdam, Acrílicos Liquitex (heavy Body, Basic), Acrílico Schmincke, Acrílicos Vallejo (Studio y Artist), Acrílico Chroma Color de La Pajarita, etc. Siempre es bueno comenzar probando con herramientas y pinturas con un costo mas barato y mientras vayamos agarrando mas experiencia o adaptándonos más a los tonos y marcas, ir subiendo de precios en caso de así desearlo. Así nos evitamos el mal uso de todo lo que compramos y el gastar grandes cantidades de dinero. Y más adelante que ya queramos más comodidad o experimentar nuevas técnicas, podemos comenzar a invertir en caballetes, espátulas, diferentes tipos de paletas, retardadores de secado, esponjas, cepillos, etc.
No importa que experiencia o nivel tengas en este arte, las pinturas acrílicas siempre van a servir para darse paso a todo un mundo de inspiración, colores y exploración. Mientras aprendes y vas creciendo en el arte, siempre podrás disfrutar del proceso y no solo eso, será todo un viaje artístico y de expresión y tendrás la manera de explorar tu propia imaginación y creatividad personal y única.
Сomo pintar con acrilicos principiantes
Siga a Pintura por numeros en Facebook y Instagram